Sexto

Los mercados normalmente constituyen un buen mecanismo para organizar la actividad económica.

Las empresas deciden que producir para que las personas decidan que comprar, al interactuar las personas con los bienes y servicios ofrecidos en el mercado, donde las decisiones son orientadas por el precio y los intereses personales.

Ejemplo: El Un hombre va al centro comercial a comprar unas zapatos, y ve que el precio que tenía en mente no se acerca a su presupuesto, decide buscar unos más económicos y mientras mira ve que hay ofertas donde dice, “Pague uno y lleve el otro a mitad de precio” el decide que no le alcanza para los que había pensado pero le alcanza para comprar dos pares de los más económicos. Su decisión se ve orientada por el precio en este caso, porque sus intereses personales deseaban los más caros.